El uso de pesticidas, fungicidas e insecticidas es necesario si quieres mantener tus cultivos en su mejor momento, pero hacerlo conlleva un riesgo propio, ya que es fundamental utilizar el implemento agrícola adecuado.

A continuación, te brindaremos algunos de los mejores consejos para el uso de pesticidas en la agricultura. De este modo, puedes asegurarte de que utilizas este producto de forma segura para ti, para los que te rodean y para nuestro medio ambiente. ¡Sigue leyendo!

1. Mantén todo limpio y ordenado

Un pesticida es una sustancia nociva, por lo que es importante minimizar el contacto con esta en la medida de lo posible. Por esa razón, debes mantener la zona de fumigación limpia y ordenada, retirando y destruyendo periódicamente cualquier cultivo muerto o materia vegetal en descomposición. Esta práctica elimina las fuentes de alimento y refugio para algunas plagas y hará que la fumigación sea más eficaz.

2. No olvides tu kit de manipulación de pesticidas

kit manipulacion pesticidas

Vas a necesitar guantes gruesos e impermeables, gafas, pantalones resistentes y camisas de manga larga. Un sobretodo de una sola pieza de trabajo es probablemente la mejor opción. Reúne estos elementos y mantenlos juntos como tu kit de manipulación, tanto si estás utilizando un tratamiento fungicida para las papas o cereales, como un aerosol plaguicida.

Te puede interesar: Control mecánico de plagas: Descubre las 5 plagas más comunes en la agricultura

3. Planifica cuánto necesitas

El almacenamiento de insecticidas y pesticidas puede ser complicado, ya que tendrás que mantener el material fuera del alcance de niños y animales, así como guardarlo en un recipiente protector para que no se contamine.

Además, serás responsable si alguna sustancia se filtra al suministro de agua, por lo que una mejor opción es planificar con antelación. Para ello, debes saber exactamente la cantidad que necesitas y utilízala en tu proyecto. Esto elimina las preocupaciones por el almacenamiento.

4. Consulta la normativa local sobre almacenamiento

Si al final tienes que almacenar los restos de pesticidas, es importante que lo realices de forma segura. Las distintas normas locales pueden tener reglamentos diferentes en lo que respecta al almacenamiento de productos químicos nocivos. Por tanto, debes comprobar estas normas y asegurarte de que las cumples, tanto por tu seguridad como para evitar multas.

5. Elabora un plan de derrames

¿Qué ocurre en caso de derrame? ¿Qué tienes a mano para limpiar el exceso de productos químicos y qué puedes utilizar para contener el derrame? Para evitar situaciones peligrosas, debes planificar exactamente lo que harías si se derrama algún producto químico. Responder a estas dos preguntas es un buen punto de partida.

6. Comprueba la dirección del viento

direccion viento

La dirección del viento es una variable crítica, especialmente en el caso de la pulverización a gran escala. Si el viento sopla en la dirección equivocada, el pesticida podría caer sobre las personas que trabajan cerca o sobre ti y tu equipo. Por ello, es mejor comprobar la dirección del viento antes de empezar, y seguir ese proceso durante el trabajo.

7. Asegúrate de que todas las zonas están ventiladas

En la mayoría de los casos, la aplicación de pesticidas se realizará en el exterior y con la ayuda de una fertilizadora agrícola. Si tienes que pulverizar en el interior, asegúrate de que la zona está muy bien ventilada con un buen flujo de aire limpio. Asimismo, asegúrate de que puedes abandonar la zona de forma rápida y segura en caso de ser necesario.

8. Lávate las manos y la cara

Es importante realizar esta práctica inmediatamente después del uso. Los fungicidas y pesticidas suelen adherirse a las manos y la cara después de emplearse, lo que puede causar daños graves. Por eso, es mejor que te laves bien las manos y la cara antes de empezar a realizar cualquier otra actividad.

Te puede interesar: 4 pasos que deberías seguir en el manejo integrado de plagas

9. Realiza primero un barrido completo de la zona de fumigación

Antes de empezar a fumigar, asegúrate de que la zona está despejada. Cualquier persona o animal que se encuentre en el área puede sufrir daños importantes, por lo que es fundamental volver a comprobarlo. También debes verificar si hay algún peligro que pueda impedirte trabajar de forma adecuada.

10. No uses el pesticida bajo de la lluvia

El agua de lluvia podría arrastrar el material plaguicida lejos de los cultivos o plantas donde se necesita y lo depositará directamente en la capa subterránea. Por esta razón, evita usar el pesticida en condiciones de lluvia.

¿Listo para empezar a mantener tus cultivos libres de plagas? Ahora que ya sabes cómo debe ser el uso de pesticidas en las actividades agrícolas, estás listo para emplear estos productos de forma correcta. ¡Recuerda seguir las instrucciones y precauciones indicadas en la etiqueta del producto y en el folleto de instrucciones de uso!

¿Estás buscando equipos agrícolas de alto rendimiento? En New Holland Mitsui contamos con una amplia variedad de maquinarias, como tractores agrícolas, implementos agrícolas, cosechadoras y mucho más. ¡Obtén más información a través de nuestra página web!

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com