Los productos de la agricultura peruana se consumen no solo en nuestro país sino también en el extranjero. Después de todo, alimentos como las papas, las uvas, los espárragos y las paltas, gozan de una alta demanda en diversos países del mundo.

Incluso, algunos de ellos son muy preciados por razones culturales. Sin duda, la agricultura es una actividad esencial para la vida. Entonces, ¿qué razones habría para no invertir en ella? Así es, ninguno. Pero sí podemos ofrecer tres razones con suficiente sustento para animarte a invertir en la agricultura peruana. Conócelos a continuación.

1. Promueve el crecimiento agrícola 

La agricultura tiene la capacidad de reducir el hambre, favorecer el crecimiento económico y favorecer la sostenibilidad ambiental. Pero para que cumpla este papel esencial en la vida de las personas es necesario invertir en ella. El crecimiento agrícola no se puede lograr ni sostener a largo plazo sin suficiente inversión.

Por otro lado, la inversión hace posible impulsar el potencial de determinados productos, como la kiwicha y la quinua, que pueden ser aprovechados por sus incomparables propiedades proteicas y sus beneficios alimenticios.

No podemos dejar de mencionar que existen otros productos que, con inversión adecuada, tienen el potencial de incrementar su capacidad exportadora hacia destinos como Estados Unidos o Europa. Algunos productos que se encuentran en esta categoría son los mangos, las alcachofas, legumbres como habas y maíces. Incluso frutas exóticas de la selva, como la cocona, la guanábana, pueden generar gran atractivo en países asiáticos.

2. Tiene un gran futuro

¿En algún momento dejaremos de consumir productos agrícolas? Definitivamente no. Por eso, la actividad agrícola siempre será necesaria. Y no solo para la alimentación de las personas, sino también para la del ganado, que finalmente también va destinado al consumo humano.

Asimismo, la creciente población mundial requiere, a su vez, el incremento de la cantidad de cultivos. En consecuencia, una agricultura potente y tecnificada es esencial. Invertir en los tractores agrícolas New Holland es una decisión estratégica, ya que estos vehículos pueden mejorar la producción y la eficiencia, y con ello garantizar el cumplimiento de la demanda.

3. ¡Es rentable!

Invertir en una actividad que no es rentable no tendría sentido. Pero este no es el caso de la agricultura peruana, que es una fuente confiable de retorno de inversión. En otras palabras, la rentabilidad es casi segura. Solo basta con ver el crecimiento de las exportaciones nacionales en los últimos diez años, que no han dejado de crecer a pesar de la pandemia. Por supuesto, esto también se cumple en la pequeña agricultura para consumo interno. 

Asimismo, se puede hablar de la agricultura como una opción de inversión a largo plazo. La siembra es un proceso que toma tiempo, al igual que la espera y tiempo de cosecha, por lo que es un proyecto a mediano y largo plazo, pero totalmente seguro y rentable.

¿Quieres invertir en agricultura peruana a través de nuevos tractores agrícolas? Entonces no dudes en llamarnos al 981 252 643 o escribirnos al formulario de contacto.